Cómo afrontar el 2018 de manera gastronómica »
51308
post-template-default,single,single-post,postid-51308,single-format-standard,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Cómo afrontar el 2018 de manera gastronómica

Si eres de los míos y planificas tu vida entorno a la gastronomía, este post te puede servir de inspiración. Ya sean las vacaciones, las escapadas, las formaciones, los aniversarios, las redes sociales, las páginas web o el día día nuestro mundo gira entorno al mundo gastronómico y estamos muy orgullosos.

Por eso ahora que estamos a principios de año donde uno está echando cuentas y haciendo los presupuestos, es momento de mirar donde vamos a destinar gran cantidad de nuestra facturación.

Obviamente, ya sabes que la mía va a ser en la gastronomía. Pero vamos a ver si te inspiro ampliando horizontes.

Desde el punto de vista del diseño y la comunicación

Es hora de mejorar el branding de nuestra marca. Los mejores profesionales en marca te pueden asesorar, pero las tendencias giran entorno a un estilo más minimalista y el color predominante es el ULTRAVIOLET según Pantone.

 

Desde el punto de vista de la comunicación y las redes sociales Instagram está siendo el rey. Los stories han dado la vuelta a conexión y están ofreciendo una nueva dimensión a la comunicación en redes sociales, lo que le confiere un estado único.  Sin embargo, los algoritmos están cambiando demasiado, y la comunicación real entre usuarios y marca está siendo afectada. Se priorizan los anuncios y por eso se espera que haya un incremento de Pinterest en las marcas gastronómicas

La comunicación a través del móvil será clave. Tanto para informase como para comprar.

Especial atención a las páginas web llenas de imágenes de alta calidad. Los milenials, que son los compradores actuales valoran la fotografía y el vídeo y desbancan al texto. Aunque hay una incipiente consideración por los textos creativos en internet. Acompañado de un buen diseño, imágenes y videos, claro 🙂

Las entregas a domicilio. Cada vez son más frecuentes especialmente en las ciudades grandes y requiere del cuidado de los detalles hasta la última fase del proceso de compra. Un buen envoltorio, un buen sistema de pago, una buena despedida.

Desde el punto de vista gastronómico

 Hay algunas tendencias que merecen ser probadas, pero nada como seguir cuidando el producto, la relación con los proveedores, el consumo sostenible y el amor por una cocina respetuosa con el entorno.

Aquí van algunas ideas.

  • Los fermentados. Infinidad de propiedades y multitud de variantes.
  • El agua con gas, con lo que nos permitirá beber menos alcohol y abrirá nuestros apetito.
  • La cocina oriental entrará aún más de lleno, las sopas vietanamitas y el cerdo empanado japonés serán tendencias.
  • La transparencia en la proveniencia de los productos.
  • El flexitarianismo, una verdadera devoción por los productos que no sean de origen animal. muchos más sanos, y más sostenibles.
  • Las cervezas artesanas maridan los grandes platos de los restaurantes de renombre. Los sumilleres deberán ampliar horizontes.

 

Y aquí la comunicación y la gastronomia se unen porque seguramente nos hartaremos de comer col lombarda, arándanos, coliflor morada, moras, berenjenas, remolacha, cebolla roja, ciruelas, higos o patatas moradas porque serán las hortalizas de color morado. La boca agua.

Desde el punto de vista de la formación en gastronomía

Para hablar y enterarse de todas esas tendencias, lo mejor es asistir a eventos relacionados con la gastronomia.

FITUR (17-21), Madrid Fusión (22-24)

Congreso de Marketing Gastronómico (6-02)

Alimentaria (16-19)

Salón de Gourmets (7-10)

No obstante, en España hay muchas ofertas hasta finales de año. Bastantes variadas y en sitios distintos. Con una simple búsqueda en Internet, podemos encontrar el que mejor se adapta a nosotros.

Desde el punto de vista de los viajes gastronómicos

León, capital gastronómica 2018

Visita imprescindible a esta ciudad con una recetario impresionante donde destacan platos con tanta tradición como el botillo, el picadillo, la caldereta de cordero, el bacalao al ajo arriero, la sopa de trucha, el cocido maragato o la olla ferroviaria, las ancas de rana de la Bañeza, o la Tortilla guisada de Valdevimbre.

Y yo tengo tres destinos que pienso conseguir este 2018.

Lisboa.

Las Islas Canarias.

Y Sevilla.

¿Cómo afrontarás tú el 2018 de la manera más gastronómica?