La experiencia del cliente »
51292
post-template-default,single,single-post,postid-51292,single-format-standard,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La experiencia del cliente

¿Cuántas empresas fracasan año tras año porque se olvidan de poner en el centro a su cliente?

En el centro de toda su estrategia, tanto si es de ventas como si es de personal. Tener en mente continuamente al consumidor nos confiere una nueva dimensión, mucho más amplía y focalizada.

Porque muchas veces, la rueda del trabajo o las tendencias no nos deja tiempo de pensar, reflexionar y crear estrategias que funcionen. Cuando hablamos de marketing gastronómico, siendo un producto que llega a satisfacer los 5 sentidos a la vez, es interesante que miremos y tengamos en cuenta qué público objetivo tenemos.

Una vez determinado, yo recomiendo guiarse por las 3 aportaciones que hizo Ernest Dichter el investigador que basó sus estudios en las teorías de Freud aplicadas al consumo.

Hay muchas teorías de marketing, y son todas interesantes, pero la del cliente es única.

Por eso hoy me voy a centrar en estas 3 teorías.

La gente no siempre sabe lo que quiere.

¡Y qué verdad! No saben lo que les apetece comer, saborear, vivir o disfrutar. Vivimos en una sociedad que nos aturda las emociones y las sensaciones, y dejarnos guiar es una opción muy atractiva para muchos.

Por eso, recomiendo que tu estrategia se centre en que tus trabajadores interactuen con los clientes de una manera clara y enfocada a las recomendaciones y consejos. Influirlos directamente da resultados. ¿Qué responderías a la frase? !Ay!, ¡no sé qué me apetece tomar!

 

La gente no siempre es racional cuando compra

Desde luego. Compramos por recomendaciones, por experiencias, porque quiero ser igual que mi vecino, porque mi cuñado tiene y yo no, porque todo el mundo está probando el sushi y yo no.

 

La gente no siempre dice la verdad sobre sus gustos.

Los gustos son diversos, y decir la verdad sobre ellos muchas veces suele ser motivo de vergüenza. Somos raros. Sí. Nos gustan las cosas raras y o nos gusta decirlo o no. Por eso mucha gente va a decir y consumir algo solo por pertenecer a un grupo, sociedad, estatus. Estate atento.

Teniendo estas 3 teorías siempre en la cabeza te asegurarás que el cliente rondará por tu mente siempre. Ponerle siempre en el centro de toda estrategia de negocio es una buena idea. El fin único de cualquier empresa gastronòmica es satisfacer y serle útil a su cliente. Y sólo si pensamos continuamente en él lo lograremos.