Por qué la gastronomía es estilo de vida »
51246
post-template-default,single,single-post,postid-51246,single-format-standard,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Por qué la gastronomía es estilo de vida

Porque comer se ha convertido en algo más. Porque ya no engullimos sino que saboreamos los bocados. Porque todo gira alrededor de la comida y de la mesa. Porque nuestra vida pasa ahí. Nacemos en mesa, crecemos, nos cambian, estudiamos, comemos, jugamos, reímos, bailamos, nos casamos y morimos finalmente alrededor de una mesa.

La gastronomía es un estilo de vida. Porque a quienes les gusta la gastronomía, su vida va más allá. Las grandes decisiones como son el trabajo, el tiempo libre, los viajes, los estudios, la pareja, todo girar entorno a la comida. Si no hay buena combinación, no hay éxito.

Aunque la palabra foodie está muy de moda para mi no expresa todo lo que la gastronomía como estilo de vida representa. La entiendo más como una tendencia. El foodie ha aparecido gracias a la globalización y la idea de probar lo último en gastronomía, visitando muchos lugares exóticos mezclando la tecnología. Un hipster 😉

Digamos que es más un caza tendencias gastronómico.

Pero la gastronomía como estilo de vida yo lo entiendo como  mucho más a saborear los bocados tradicionales y nuevos, estar abierto a aceptar y a abrazar las diferentes culturas, a no ser abolicionistas respetando los sabores y a ser un bon vivant tanto dentro de casa como fuera.

Vamos, que así lo veo yo.

Desde mi punto de vista, hablaría de una mezcla entre bon vivant, sibarita, hedonista o aquellas personas que saben comer y beber pero sobretodo disfrutar de la vida a bocados, independientemente de ser tendencia o no.

Pero también el hecho de que la gastronomía sea un estilo de vida personal, hace que tu trayectoria profesional también se encamine hacía ahí.

Poner por bandera la comida hace que te plantees tu forma de vida, tu manera de ganarte la vida y de disfrutar trabajando, porque sólo así conseguirás una vida más plena.

Por eso hay diseñadores food, que se dedican por ejemplo a organizar eventos donde la comida juega con la experiencia del cliente.

También diseñadores de moda gastronómica, donde sus piezas están en las cocinas. Delantales, chaquetillas, gorros de cocina, camisas o vestidos. Todo con motivos gastronómicos.

Que decir de los arquitectos y diseñadores de restaurantes, que buscan las tendencias y las aplican para ofrecer al cliente experiencias sensoriales.

Y gracias a las nuevas tecnologías, han aparecido los bloggeros, los críticos gastronómicos, los foodies influencers, los diseñadores gráficos o los community managers como nuevas profesiones relacionadas con la gastronomía.

Músicos que emplean vasos para cantar, diseñadores de vajillas, organizadores de eventos gastronómicos, etc.

Y por no hablar de la profesión por excelencia, los cocineros. Ahora privados, especializados, de barcos, de aviones, etc.

 

Un sinfín de profesiones que giran entorno a la comida.

Y ahora dime, ¿cómo has integrado la gastronomía en tu vida y la has convertido en tu estilo de vida?

 

#comunicacionaldente