Qué es el marketing verde y cómo utilizarlo »
51357
post-template-default,single,single-post,postid-51357,single-format-standard,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Qué es el marketing verde y cómo utilizarlo

Estamos oyendo cada vez más voces que nos piden ser más ecológicos, cuidar más nuestro entorno, utilizar menos plástico, etc. .  Y seguro que ya has visto empresas o empresarios que predican con el ejemplo, que comunican que tienen políticas sin papel, que reciclan, que los tuppers ya son de cristal. ¿Y por qué todo ahora? Porque hay una conciencia colectiva, y obviamente el marketing no va dejar pasar esta oportunidad. Por eso nace el marketing verde. Qué te preguntaras,  qué es el marketing verde y cómo utilizarlo. 

Pues bien, el marketing verde se encarga de comunicar y promocionar todas aquellas acciones/actitudes/actividades que se relacionan con un mejora de nuestro entorno. Eso provoca un sentimiento de simpatía y se crean valores y vínculos entre las personas. En nuestro caso, con nuestros clientes.

El marketing verde es caro. Es decir, ser más ecológico implica más esfuerzo, más dinero, aunque a la larga es genial. Por eso, cuando se hace marketing verde, las políticas de precio son mucho más altas, por los productos o materiales que utilizamos. Así que inexcusablemente, nuestros servicios o productos son muchos más altos que otros. Y la única manera de competir con los precios low aparte de tener una estrategia de comunicación diferencial, es comunicar nuestro papel de activista: hacer marketing verde. 

¿Cómo utilizar el marketing verde?

Ahora que más o menos has entendido lo que es el marketing verde, veamos como nos puede ayudar a comunicar más, mejor y vender de manera sostenible.

  • Reduce las materias primas, reutiliza, recicla y gasta lo mínimo.

  • Muestra tus productos. Puedes ser de productores locales, o de comercio justo o hechos por ti mismo. Eso implica sacrificio, y apoyo a nuestro entorno.

  • Participa en proyectos externos, ferias, eventos de consumo local, ecológico, artesanias, etc.

  • Promueve el consumo responsable  frente al masivo, reeduca a las personas en cuanto a productos/servicios.

  • Apoya una causa mediambiental, hazla tuya. De cualquier manera puedes apoyar, en comunicación, aportes monetarios, cesiones etc.

Y cualquiera de las acciones que impulses no te olvides de comunicarlas, sino sólo harás buenas acciones, y aunque es ideal, nunca viene mal que la gente lo sepa, ¿verdad?